Jo-ann Peña Angulo   Los regímenes totalitarios van por tu alma, por la voluntad de seguir y vivir. No distinguen entre lo público y lo privado, penetran los espacios más íntimos. En ellos, desaparece la sonrisa y en su lugar, la tristeza y la nostalgia, le abren...